BREVE RELATO DE LA HISTORIA DEL MONASTERIO DE SANTA CATALINA EN EL SINAÍ. EGIPTO

Autor: R.P. Daniel Cima IVE

02 Monasterio  S. CATALINA, SINAÍ.

Monasterio de Santa Catalina, al pie del monte Sinaí. Está construido donde la tradición supone que Moisés vio la «zarza que ardía sin consumirse», figura de la virginidad de la Madre de Dios, así como su concepción milagrosa. Se trata de uno de los monasterios más antiguos que continúan habitados.

 

El P. Daniel Cima nos hace un interesante relato del Monasterio del Sinaí. Durante su estadía como misionero del IVE y superior Provincial en Medio Oriente que abarca Tunes, Iraq y Egipto. Residiendo en Egipto, tuvo la oportunidad de conocer los monumentos culturales más importantes, desde el Cairo hasta Aswan, límite con Sudán, y desde el desierto líbico hasta el extremo oriental del desierto sinaítico. En sus viajes apostólicos como provincial nos hace una reseña de sus peregrinaciones a este Monasterio tan importante, que contiene entre sus reliquias más importantes, el cuerpo de Santa Catalina trasladado por los ángeles  a este lugar tan importante para la cristiandad.

En el corazón de la península sinaítica, en medio de la desértica cordillera del Sinaí, se halla uno de los lugares sagrados más fascinantes del mundo: el Monasterio de Santa Catalina.

ICONO DE SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA,

ICONO DE SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA, Martir cristiana del siglo IV.

Algo acerca de su historia: Santa Elena, la madre del emperador Constantino I el Grande, mandó construir una capilla en el lugar donde, según una tradición bien fundada, Moisés habló con Dios en el episodio bíblico de la «zarza ardiente» (cfr. Ex. 3,1-2). Posteriormente el emperador Justiniano I, entre el 527 y el 565 d. de C., erige en torno a este lugar un monasterio; el verdadero nombre del mismo es Monasterio de la Transfiguración, pero es más conocido como Monasterio de Santa Catalina, recibiendo este nombre de Santa Catalina de Alejandría. La santa alejandrina fue una mártir cristiana del siglo IV que la sentenciaron a morir en una rueda de tortura en represalia por sus convicciones religiosas y por lograr convertir a la propia emperatriz y a cientos de soldados romanos, pero la rueda de tortura se rompió y que finalmente la decapitaron. Su cuerpo fue

Sepulcro donde se encuentran los restos de Santa Catalina, Monasterio del Sinai, Egipto

Sepulcro donde se encuentran los restos de Santa Catalina. “Su cuerpo fue trasladado por los ángeles al Monte Sinaí  y los monjes del monasterio encontraron sus restos hacia el año 800”. Monasterio del Sinaí, Egipto

trasladado por los ángeles al Monte Sinaí y los monjes del monasterio encontraron sus restos hacia el año 800, en una gruta de la montaña; desde ese momento el monasterio custodió sus reliquias y se convirtió en un importante centro de peregrinación; es por ello que lleva el nombre de la santa alejandrina.

Edicto de protección al Monasterio del Sinaí de puño y letra de Mahoma

Un documento de puño y letra de Mahoma en posesión del monasterio atestigua que el mismo profeta dio su protección a ese lugar sagrado tras haberle concedido refugio de sus enemigos. Gracias a este documento y a que se construyó una mezquita fatimí en el interior de sus muros, el monasterio perduró a la dominación musulmana de la región. La mezquita está cerrada y nunca ha sido usada ya que, aparentemente por error, no está orientada hacia La Meca.

Edicto de protección de Mahoma al monasterio del Sinaí.jpg

Edicto de protección de Mahoma al monasterio del Sinaí.jpg

Importancia de este monasterio:

El monasterio ha experimentado pocos cambios desde su construcción, por lo que se mantiene casi igual que hace 1500

años, cuando fue construido. Aparte de la antigüedad y belleza arquitectónica del monasterio en sí, el mismo alberga obras de arte de un valor incalculable; entre ellas se cuentan mosaicos árabes, iconos griegos y rusos, óleos europeos y numerosos objetos religiosos. Además, el monasterio es famoso por poseer una de las colecciones de manuscritos iluminados más grandes del mundo, superada solo por la del Vaticano. Cabe destacar entre las obras de arte el extraordinario Pantocrátor del siglo VI.

Fuera del valor artístico de este monasterio y muy cercano al mismo, en el monte Sinaí, más precisamente en el extremo meridional del mismo, se encuentra el Yébel Musa (la montaña de Moisés), considerado por la tradición como el lugar en el que Moisés recibió de Dios los Diez Mandamientos; este sitio es meta de peregrinación de miles de fieles cada año.

En un Medio Oriente hoy en día con tanto conflicto en curso este monasterio, el tesoro que encierra y su entorno, son un silencioso pero elocuente testigo de la plenitud de vida y de gracia a la que Dios nos llama, un lugar privilegiado de encuentro con el Señor y una exhortación permanente a la trascendencia.

PATRIMONIO CULTURAL DEL MONASTERIO

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *